martes, 14 de diciembre de 2010

La cola del paro


- Ciento veintitrés.
- ¡Por fin!
- Siéntese por favor.
- Siéntome.
- Muy bien a ver, deme el impreso.
- Doyselo.
- ¿Es usted literato?
- Oiga, sin faltar.
- Déjelo. Veamos ¿qué estudios tiene?
- Tengo sólo uno, ahí en la calle Pez, cerquita de Fuencarral.
- Buena zona, muy céntrico, pero le preguntaba por su formación académica, que no lo ha rellenado en el impreso.
- Ahhh, bueno, es que soy lo que viene siendo F.P.
- ¿Qué especialidad?
- Marihuana, hachís... depende. ¿Usted también fuma porros?
- No, yo soy más de Prozac, porque con iluminados como usted no sé ni cómo aguanto.
- ¿Qué quiere usted decir?
- Nada, nada. Veamos. Pone aquí que sabe inglés.
- Yes
- Bueno, le tengo que hacer una pequeña prueba. So, can you speak English?
- ¡Qué yes!
- Suficiente.
- ¿He pasado la prueba?
- Y con nota, es que aquí utilizamos el baremo “Aznar” y usted va sobrado, no te jode… A ver, en experiencia dice usted que es crítico: ¿de cine, de moda, gastronómico?
- De todo. Que echan Cateto a babor en Cine de barrio, critico. Que se pone mi Manoli los legins para ir al bingo, la critico, ¡vive Dios!. Que mi suegra hace croquetas “de sobras”, no veas si critico a la vieja asquerosa. Pues no soy yo nadie criticando, ¿quiere que le critique un poco? Tiene usted cara de amargao.
- Pues sí que es usted bueno, (la madre que lo parió) no entiendo cómo está usted en el paro… Dice también que ha trabajado de pinche de cocina.
- Sí, ayudo a mi Manoli a hacer las torrijas, que le salen de buenas…
- Ya, y yo me depilo las pelotas y no por eso soy decorador de interiores…
- Pues también es verdad.
- Bueno, veo que es usted un poco mentirosillo.
- De poco nada. Soy el pinocho del siglo XXI.
- Ya veo... Estoy pensando que su perfil cuadraría…. ¿qué tal se le da a usted mangonear?
- Bueno, peso la bolsa en el Mercadona, le pongo la etiqueta y luego meto más fruta…
- Suficiente. ¿Tiene usted traje y corbata?
- Si claro, yo visto de Emidio Tuci, soy muy vanidoso.1
- Entonces creo que tengo para usted un trabajo.
- ¡No me diga!
- Alcalde de pueblo costero. ¿Cómo lo ve?
- ¡Estupendo! De hecho de pequeño siempre quise ser alcalde.
- Pues mire que suerte, puede empezar ahora mismo. Diríjase a la Isla Perejil, allí le indicarán.
- Oiga, que lo de que tengo traje también era mentira.
- Pues pídale uno al sastre de Camps. Vaya haciéndose con el cargo. Con Dios.
--------------------------------------
1. Cita original del Yonki de Pitis.

1 comentario:

pilar dijo...

Pues le irá muy bien como alcalde...
Un saludo!