viernes, 26 de noviembre de 2010

La importancia de llamarse...


Pues resulta que hablando con mis amigos Erudito Losé y Óscar Aculo, nos dimos cuenta de la importancia del nombre que posee cada persona, ya que, como cualquier otra característica personal, un nombre por sí sólo genera de partida una imagen sobre un individuo desconocido.

Así si escuchamos un nombre como Agapito Chico, no nos podremos hacer la imagen de un portero de discoteca, y por mucho que el hombre se esforzara, jamás podría ganar un concurso de culturismo. ¿Por qué? Porque viene marcado de fábrica. En este caso la imagen más plausible que se puede generar en nuestra mente es la de bombero torero.

Clint Eastwood sin embargo suena a tipo duro. Y no es porque el afamado actor lo fuera en sus películas, sino porque suena a "machote". La verdad es que el hombre tuvo suerte de que le iba bien el nombre, porque si se hubiera llamado Borja Cotilla, a lo más que podría aspirar es a presentar, contertuliar, participar, SMSar en algún programa del corazón o en algún reallity show...

En el caso de los nombres femeninos pasa algo parecido, y es muy popular cambiarse de nombre para tener éxito. Así, María Félix de los Ángeles Santamaría Espinosa, más conocida por Massiel o Sara Montiel cuyo prodijoso nombre es María Antonia Alejandra Vicenta Elpidia Isidora Aurelia Esther Dolores Abad Fernández (lo dice la wikipedia, no yo), no creemos que hubieran podido llegar a más allá de bodeguera la primera y liadora de puros la segunda. Aunque, quién sabe, quizás habrían sido más felices...

Otro dato curioso es el de los nombres de extranjeros, que al traducirlos al español pierden el encanto. Así Jaime Lazo (James Bond) no cuadra con el nombre de un espía top-secret, y Miguel Pompa (Michael Buble) suena más a actor porno de peli gay que a cantante de éxito internacional. En el caso contrario Anthony Flags (Antonio Banderas) podría ser un actor de cine, pero ya perdería todo el glamour latino...

Por último están los nombres polivalentes, que son aquellos que ofrecen diferentes posibilidades a tu imaginación. Por ejemplo, Serafín Zubiri, podría haber sido escritor de novela histórica, presentador de telediario, actor de telenovela, árbitro de segunda división o comentarista de saltos de trampolín (parece que estoy oyendo, damos paso a Serafín Zubiri desde la piscina municipal de Barbate...)

En fin, que ahora que está tan de moda lo de los nombres raros y la polémica de en qué orden se ponen los apellidos, los nuevos padres tienen también que pararse a pensar cómo influirá en el éxito de sus hijos qué nombre les pongan...

Buenas noches,

Felipe Dante

martes, 23 de noviembre de 2010

Salmón a la plancha



Retomo el blog con una nueva sección: recetas para vagos

SALMÓN A LA PLANCHA

Necesitas una pieza de salmón, sal y una plancha o sartén.


Preparación

Enciende la plancha.
Cuando esté caliente pon el salmón y échale sal.
A los 2 minutos dale la vuelta.
Dos minutos más tarde, apaga la plancha y retira el salmón.
Servir caliente (Si se enfría meter en el microondas)

NOTA: si el salmón es congelado, descongelar previamente.

Chef-consejo

Compra una plancha doble y ahorra dos minutos en la ejecución de esta fantástica receta

Chef-idea

De postre lo ideal es acompañarlo con melocotón en almibar. Abrir lata, coger bol, echar una o dos piezas de melocotón. Acompañar con nata de bote al gusto.

Esta chef-idea puede convertir tu cena vulgar en todo un momento inolvidable.

!Sorprende a tu pareja o a tus amigos, con esta fantástica receta!