jueves, 30 de diciembre de 2010

Amor infinito

a todos aquellos que han perdido a un ser querido

    - Laura, mamá ha muerto.
    - ¿Ha muerto?
    - Se ha ido.
    - ¿A dónde?
    - Lejos. Al cielo.
    - ¿Al cielo? Quiero ir a verla abuelo.
    - El cielo está muy alto princesa, y nosotros no podemos volar.
Laura dirigió sus sollozantes ojos hacia las nubes.
    - Quería que guardaras para siempre uno de sus besos – su abuelo le entregó un trozo de papel con una marca de pintalabios.
    - ¿Por qué se ha ido?
    - Cariño, ella no se quería ir. Siempre estará contigo.
    - Pero, yo también quiero darle un beso abuelo.
    - Algún día se lo darás mi vida.
    - Pero ¿cuándo?
    - Algún día…
Laura, a sus tres años, no era capaz de comprender suficientemente lo que su abuelo le acababa de decir. Sin embargo la ausencia de su madre, y la idea de no poder verla o hablar con ella, le producía una enorme tristeza y rompió en un llanto desconsolado.

Pero Laura, había aprendido de su madre que nunca había que rendirse, que siempre había alguna manera de alcanzar las cosas: “con imaginación, puedes conseguir lo que desees Laura, no lo olvides” le solía decir.

Entonces Laura recordó que una vez vio una película de náufragos, en la que metían un trocito de papel con un mensaje en una botella. Su madre le dijo que ese mensaje contenía la esperanza.
    - ¿y qué es la esperanza mamá?
    - La esperanza es el único camino del ser humano para alcanzar aquello que parece imposible.
------
Era domingo, y como cada domingo el abuelo Laura la llevó al parque. A Laura le encantaba ver los patos en el lago, las marionetas, los mimos… “seguro que eso la anima” pensó el abuelo. Cogida de la mano de su abuelo, Laura parecía ausente a todo aquello que normalmente le fascinaba, con la mirada perdida, como buscando algo que no encontraba. Entonces vio al vendedor de globos y su cara se transformó.

    - Abuelo, quiero un globo.
    - ¿Quieres un globo princesa?
    - Si abuelito, cómprame un globo.
    - ¿Cuál quieres?
    - Ese – dijo Laura señalando un globo de color rojo brillante con forma de corazón.
El vendedor le dio a la niña el globo.
    - Sujétalo abuelo
Entonces Laura sacó del bolsillo un papel doblado, se pintó los labios con el pintalabios de su madre y besó con intensidad el trozo de papel. Luego cogió el lazo de su pelo, e hizo un nudo alrededor del papel.
    - Ayúdame abuelo.
Nieta y abuelo ataron el papel cuidadosamente al hilo del globo.
    - Te quiero Mamá. – dijo con una sonrisa mirando al cielo
La niña soltó el globo y éste ascendió lentamente. Poco a poco el corazón de Laura se aproximaba a las nubes, a las cuales parecía acariciar con el amor infinito que únicamente pueden sentir aquellos que han perdido al ser más querido.

Entonces el corazón de Laura se perdió entre una de las nubes que dibujaba una dulce sonrisa.

martes, 14 de diciembre de 2010

La cola del paro


- Ciento veintitrés.
- ¡Por fin!
- Siéntese por favor.
- Siéntome.
- Muy bien a ver, deme el impreso.
- Doyselo.
- ¿Es usted literato?
- Oiga, sin faltar.
- Déjelo. Veamos ¿qué estudios tiene?
- Tengo sólo uno, ahí en la calle Pez, cerquita de Fuencarral.
- Buena zona, muy céntrico, pero le preguntaba por su formación académica, que no lo ha rellenado en el impreso.
- Ahhh, bueno, es que soy lo que viene siendo F.P.
- ¿Qué especialidad?
- Marihuana, hachís... depende. ¿Usted también fuma porros?
- No, yo soy más de Prozac, porque con iluminados como usted no sé ni cómo aguanto.
- ¿Qué quiere usted decir?
- Nada, nada. Veamos. Pone aquí que sabe inglés.
- Yes
- Bueno, le tengo que hacer una pequeña prueba. So, can you speak English?
- ¡Qué yes!
- Suficiente.
- ¿He pasado la prueba?
- Y con nota, es que aquí utilizamos el baremo “Aznar” y usted va sobrado, no te jode… A ver, en experiencia dice usted que es crítico: ¿de cine, de moda, gastronómico?
- De todo. Que echan Cateto a babor en Cine de barrio, critico. Que se pone mi Manoli los legins para ir al bingo, la critico, ¡vive Dios!. Que mi suegra hace croquetas “de sobras”, no veas si critico a la vieja asquerosa. Pues no soy yo nadie criticando, ¿quiere que le critique un poco? Tiene usted cara de amargao.
- Pues sí que es usted bueno, (la madre que lo parió) no entiendo cómo está usted en el paro… Dice también que ha trabajado de pinche de cocina.
- Sí, ayudo a mi Manoli a hacer las torrijas, que le salen de buenas…
- Ya, y yo me depilo las pelotas y no por eso soy decorador de interiores…
- Pues también es verdad.
- Bueno, veo que es usted un poco mentirosillo.
- De poco nada. Soy el pinocho del siglo XXI.
- Ya veo... Estoy pensando que su perfil cuadraría…. ¿qué tal se le da a usted mangonear?
- Bueno, peso la bolsa en el Mercadona, le pongo la etiqueta y luego meto más fruta…
- Suficiente. ¿Tiene usted traje y corbata?
- Si claro, yo visto de Emidio Tuci, soy muy vanidoso.1
- Entonces creo que tengo para usted un trabajo.
- ¡No me diga!
- Alcalde de pueblo costero. ¿Cómo lo ve?
- ¡Estupendo! De hecho de pequeño siempre quise ser alcalde.
- Pues mire que suerte, puede empezar ahora mismo. Diríjase a la Isla Perejil, allí le indicarán.
- Oiga, que lo de que tengo traje también era mentira.
- Pues pídale uno al sastre de Camps. Vaya haciéndose con el cargo. Con Dios.
--------------------------------------
1. Cita original del Yonki de Pitis.

lunes, 6 de diciembre de 2010

Cuento de Navidad


Me encanta el frío de la mañana de diciembre, ese que cuartea la piel, que se cuela por cualquier mínima rendija que encuentra por mi ropa para hacerme cosquillas. Es un frío que huele a chocolate con churros, que suena a niño de San Ildefonso, que sabe a cuento de Navidad…

Disfruto como siempre de mi paseo por el parque: ver a los niños jugar felices con cualquier cosa, a los perros corriendo y ladrando divertidos, o a aquella anciana que, de forma amable, inclina la cabeza al verme...

Llevo meses encariñado de la mirada furtiva que esa chica, de forma tímida y llena de inocencia, me echa desde el precipicio de su libro, que nunca parece acabar. Me pregunto cómo será su sonrisa.

Sé que podría pasarme horas mirando a esa mimo disfrazada de hada llena de magia, contemplando la belleza de sus formas, de su gesto sincero, de su ausencia de movimiento... O escuchando ese viejo violín que interpreta un tango al tiempo que el reloj de la Puerta del Sol da la novena y última campanada.

Me maravilla observar cómo la luna se calienta al humo de castañas asadas, y cómo las finas ondas del agua de la fuente acarician, con la ternura de una madre, ese mudo rostro reflejado.

Ha sido un día perfecto. No sólo he podido disfrutar de todas estas pequeñas cosas, sino que además, antes de terminar el día, voy a poder deleitarme con uno de los manjares de los que aún puedo disfrutar: los restos encontrados en la basura de un bote de mermelada.

Feliz Navidad.

viernes, 26 de noviembre de 2010

La importancia de llamarse...


Pues resulta que hablando con mis amigos Erudito Losé y Óscar Aculo, nos dimos cuenta de la importancia del nombre que posee cada persona, ya que, como cualquier otra característica personal, un nombre por sí sólo genera de partida una imagen sobre un individuo desconocido.

Así si escuchamos un nombre como Agapito Chico, no nos podremos hacer la imagen de un portero de discoteca, y por mucho que el hombre se esforzara, jamás podría ganar un concurso de culturismo. ¿Por qué? Porque viene marcado de fábrica. En este caso la imagen más plausible que se puede generar en nuestra mente es la de bombero torero.

Clint Eastwood sin embargo suena a tipo duro. Y no es porque el afamado actor lo fuera en sus películas, sino porque suena a "machote". La verdad es que el hombre tuvo suerte de que le iba bien el nombre, porque si se hubiera llamado Borja Cotilla, a lo más que podría aspirar es a presentar, contertuliar, participar, SMSar en algún programa del corazón o en algún reallity show...

En el caso de los nombres femeninos pasa algo parecido, y es muy popular cambiarse de nombre para tener éxito. Así, María Félix de los Ángeles Santamaría Espinosa, más conocida por Massiel o Sara Montiel cuyo prodijoso nombre es María Antonia Alejandra Vicenta Elpidia Isidora Aurelia Esther Dolores Abad Fernández (lo dice la wikipedia, no yo), no creemos que hubieran podido llegar a más allá de bodeguera la primera y liadora de puros la segunda. Aunque, quién sabe, quizás habrían sido más felices...

Otro dato curioso es el de los nombres de extranjeros, que al traducirlos al español pierden el encanto. Así Jaime Lazo (James Bond) no cuadra con el nombre de un espía top-secret, y Miguel Pompa (Michael Buble) suena más a actor porno de peli gay que a cantante de éxito internacional. En el caso contrario Anthony Flags (Antonio Banderas) podría ser un actor de cine, pero ya perdería todo el glamour latino...

Por último están los nombres polivalentes, que son aquellos que ofrecen diferentes posibilidades a tu imaginación. Por ejemplo, Serafín Zubiri, podría haber sido escritor de novela histórica, presentador de telediario, actor de telenovela, árbitro de segunda división o comentarista de saltos de trampolín (parece que estoy oyendo, damos paso a Serafín Zubiri desde la piscina municipal de Barbate...)

En fin, que ahora que está tan de moda lo de los nombres raros y la polémica de en qué orden se ponen los apellidos, los nuevos padres tienen también que pararse a pensar cómo influirá en el éxito de sus hijos qué nombre les pongan...

Buenas noches,

Felipe Dante

martes, 23 de noviembre de 2010

Salmón a la plancha



Retomo el blog con una nueva sección: recetas para vagos

SALMÓN A LA PLANCHA

Necesitas una pieza de salmón, sal y una plancha o sartén.


Preparación

Enciende la plancha.
Cuando esté caliente pon el salmón y échale sal.
A los 2 minutos dale la vuelta.
Dos minutos más tarde, apaga la plancha y retira el salmón.
Servir caliente (Si se enfría meter en el microondas)

NOTA: si el salmón es congelado, descongelar previamente.

Chef-consejo

Compra una plancha doble y ahorra dos minutos en la ejecución de esta fantástica receta

Chef-idea

De postre lo ideal es acompañarlo con melocotón en almibar. Abrir lata, coger bol, echar una o dos piezas de melocotón. Acompañar con nata de bote al gusto.

Esta chef-idea puede convertir tu cena vulgar en todo un momento inolvidable.

!Sorprende a tu pareja o a tus amigos, con esta fantástica receta!

domingo, 29 de agosto de 2010

Es extraño. Ayer antes del partido todos teníamos una imagen de cómo sería el futuro en el que ganábamos sin duda alguna. Es la diferencia entre la expectativa y la esperanza. Ambas al incumplirse causan decepción, pero el incumplimiento de una u otra es psicológicamente muy distinto. Las expectativas rotas son más dolorosas.

Es extraño. Sentir cómo hace cuatro horas te encontrabas en una playa paradisíaca, disfrutando de un agua cristalina a más de 600 kilómetros de distancia. Se hace raro.

Ahora muchos vuelven de vacaciones, de descansar, de vivir experiencias planificadas, de la rutina fuera de la rutina... la mayoría, con la sensación de que no ha sido suficiente.

Somos seres de fácil desiquilibrio, incapaces de conformarnos, con dificultades para adaptarnos, con carencias en la abundancia, críticos sin autocrítica, encerrados en un cuerpo y un cerebro que nos impide en la mayoría de los casos disfrutar del paso del tiempo, y eso que somos conscientes de que se nos acaba.

En nuestras sociedades desarrolladas, existen tantas cosas en el mundo a nuestro alcance que no sabemos qué escoger y cada momento de vida supone un dilema. Esta libertad de elección, paradójicamente nos hace prisioneros de nuestras decisiones, consumiéndonos mucho tiempo y energía, generándonos desasosiego por el coste de oportunidad (Barry Schwartz: La paradoja de la elección)

Ahora me toca a mi. Vienen unas vacaciones obligadas por mi auto-psicoanalista, que por los postremos aconteceres recomiendan un silencio que faciliten el descanso, la reflexión y el paso del tiempo sin más. Será beneficioso para los que lo necesitamos.

Para tranquilizar los ánimos, estoy bien. Esto sólo supone una retirada temporal de las redacciones blogueras con una finalidad concreta.

Por suerte, la mayoría sabéis donde localizarme. En cualquier caso, os espero a la vuelta. Seguro que entonces, tendré muchas más cosas que contar.

Hasta pronto.

sábado, 21 de agosto de 2010

Educación social

Es Ramadán, y en Turquía, a pesar de su laicismo, este mes tiene un ambiente especial. Los restaurantes de clientes más tradicionales, se ven claramente condicionados por el ayuno, y en determinadas zonas algunos incluso no abren al público.

Preguntando a algunos de los turcos con los que me relaciono habitualmente descubro que el ayuno para muchos de ellos no está ligado a convicciones religiosas, sino más bien a la tradición popular. Inevitablemente me vino a la mente nuestra Semana Santa en Andalucía.

En otros casos, el ayuno es de cara a la galería en el ambiente laboral, sobre todo en los trabajadores de la Administración Pública, ya que Turquía se encuentra actualmente gobernada por un partido de corte musulmán.

Esto me ha hecho reflexionar en nuestro comportamiento como animales sociales, y en cómo somos manipulados claramente por la política, en ocasiones incluso antes de nacer.

Conversando con mi amigo Omer durante la comida de hoy, me contaba que las libertades en Turquía eran mayores hace 30 años que ahora, y me mostraba su preocupación por el conservadurismo que caracteriza al actual Gobierno Turco. No es el primero que me lo cuenta.

La verdad es que vayamos donde vayamos, nos encontramos por parte de los políticos manipulaciones sociales con ánimo de lucro. Así, en países como Turquía va creciendo la orientación musulmana impulsada por el Gobierno. Y es que el sufragio universal es lo que tiene, que permite votar a todo el mundo, hasta a aquellos convencidos de que lo importante no es lo que consigan en esta vida, sino la posibilidad de obtener unas mejores condiciones en el “más allá”.

En España el tema religioso parece superado, pero la manipulación social por parte de los partidos políticos es clara, y o eres de derechas, de izquierdas o nacionalista, y ahí cada uno juega con los sentimientos sociales de la población para apartarlos en su corralillo. Así, si conseguimos mediante un adoctrinamiento social que la población sea musulmana, o nacionalista (por poner dos ejemplos), ¿cómo pueden aquellos que tienen ese sentimiento votar a un partido que no tenga esa orientación? Sería una incoherencia en la moral y en el razonamiento, y por eso, los partidos políticos se emplean tanto en sesgar los sentimientos de la población, ya que son votos cómodos, vitalicios y, probablemente, hereditarios.

Leí en el libro de Eduard Punset “El poder de la mente”, que al cerebro del ser humano le cuesta de forma innata cambiar de opinión, ya que esto le genera un cierto conflicto. Así te encuentras comunistas confesos que practican un capitalismo excepcional. Parece que hay algunos que de esto se dieron cuenta hace tiempo y lo manejan para su beneficio.

Es lamentable, cómo tenemos que sufrir permanentemente políticas de confrontación que no conducen a nada. La desidia de la población española en materia política es preocupante, pero la reacción está en nosotros si no queremos que permanentemente nos gobierne el que la mayoría considere que es el “menos malo”. Y para eso, se tienen que unir todas las partes, cómo cuando España jugó la final de la copa del mundo de fútbol, con el convencimiento de que podíamos lograrlo.

Lo que ocurre, es que si de algo se han preocupado los políticos españoles, ha sido de deseducarnos socialmente, y es que a un padre ya no le basta con poner todo su esfuerzo en educar a su hijo, ya que la Sociedad, que también educa, puede hacer de él un borracho o un macarra. La sociedad musulmana, tradicionalmente abstemia, por suerte de esto no tiene que preocuparse. En Turquía no encontrarás jamás a un chaval de 15 años borracho, ni rompiendo mobiliario público. Al menos algo bueno tenía que tener.

Para finalizar, acabo de terminar de ver la película Invictus, sobre la proclamación de Nelson Mandela como presidente de Suráfrica, y de cómo afrontó la unificación entre blancos y negros dentro de una población traumatizada por su pasado inmediato. Evidentemente Mandela utilizó también el sentimiento social para que todas las etnias se hermanaran debajo de una misma bandera. No sé en qué medida lo consiguió, pero al menos hay que reconocerle que en este la “manipulación” tuvo un fin constructivo. No os desvelo nada más de la película, simplemente os recomiendo que la veáis.

En fin, sólo nos queda tratar de conseguir que los líderes políticos se ocupen algún día de la educación social.

Buenas noches.
---
NOTA: Para el que no lo sepa, llevo un año viviendo en Turquía.

martes, 17 de agosto de 2010

¿Por qué se nos pegan las canciones?

¿A quién no le ha pasado una vez? Estás escuchando la radio y de repente suena "la barbacoa". La maldición se ha apoderado de ti: sin saber cómo ni por qué, te tiras todo el día con la musiquita rebotando por tus sesos.

La secuencia suele ser la siguiente:
- Escuchas una canción de moda y te pones a tararearla
- Tarareas la canción inconscientemente
- Tomas consciencia de que estás tarareando la canción e intentas frenarlo
- Cantas las dos primeras palabras y paras: piensas que estás poseído
- Tu novia te dice: "para ya que te estás poniendo pesaíto con la puñetera cancioncita, coooooo...."
- Para cenar organizas una barbacoa.

De la canción se nos pega principalmente la melodía no muy compleja y muy repetitiva. No se conoce a nadie al que se le haya pegado la 5ª Sinfonía de Bethoven. Las canciones del verano son muy propicias para que ocurra este fenomeno, ya que su éxito radica en la repetición cansina de un estribillo normalmente sencillo con el que se forma el bucle mental. Y puede ser una pesadilla, puesto que en muchas ocasiones las canciones que se nos pegan son canciones estúpidas, que no nos gustan, incluso jingles de los anuncios. Yo hubo un día que no paraba de repetir Wipp Expressss!!

En cualquier caso, la letra es irrelevante, ya que mi vecina de 80 años es especialista en inventárselas, de hecho ella cantaba así aquella de David Civera que decía:

Que la detengan (hasta aquí se la sabía)
a la tía squerosa
menuda mentirosa
yo no la puedo ni aguantar.

Claro, que igual la pobre mujer estaba pensando en Esperanza Aguirre... No os quiero ni contar cómo canta el Waka waka... ni cómo lo baila.

La única forma de sacarte una canción de la cabeza es meterte otra: así te puedes sacar "la barbacoa", con "el chiringuito". Muy triste...

En cualquier caso, el fenómeno ha sido estudiado, denominándolos unos earworm (gusano del oído) y otros infección musical. Parece ser que sólo se produce cuando gozamos de contentura, o cuando estamos realizando actividades que nos requieren poco esfuerzo mental, como pasear o hacer un sudoku. La hipótesis que se baraja es que es un mecanísmo automático del cerebro para que permanezcamos en nuestro estado de contentura y no cambiemos a ánimo negativo.

En fin, que como dice mi madre: "se nos pega tó menos lo bonito"

Buenas noches

domingo, 8 de agosto de 2010

Procrastinación

Hace algún tiempo, al comentarle a un amigo que yo era muy dado a empezar cosas y nunca acabarlas, éste me dijo: Hay dos razones por las que uno no acaba algo que ha empezado; o no sabe cómo terminar o no quiere/tiene ganas de hacerlo. Me hizo pensar en ello, y me di cuenta de que tenía mucha razón.

Al tiempo, no hace demasiado, descubrí en un programa de Redes algo que me devolvió el comentario a la mente: la Procrastinación. Según la RAE Procrastinar es diferir, aplazar, pero detrás de esta simple definición se esconde uno de los transtornos del comportamiento más comunes en la sociedad actual. Desde el punto de vista de la psicología la Procrastinación es la acción o hábito de postergar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes y agradables.

Le pregunté a un amigo si sabía lo que era la Procrastinación y evidentemente obtuve la negativa por respuesta. Al explicarle en qué consistía, me contestó: ahhh en resumen, España. Y es que en España somos grandes procrastinadores.

Estudiando un poco más a fondo el tema, parece que hay tres razones principales por las que procrastinamos:


1. Por evasión, cuando no empezamos una tarea por miedo al fracaso. Esto está normalmente relacionado con problemas de autoestima.

2. Por activación, cuando retrasamos la tarea hasta que ya no hay más remedio que realizarla. Esto también se llama el síndrome del estudiante.

3. Por indecisión, cuando se intenta realizar la tarea pero se pierde el tiempo tomando la decisión de cuál es la mejor forma de hacerla.


Sea por la razón que sea, procrastinamos, y es bueno conocerlo para saber identificar por qué dejamos de hacer lo que tenemos que hacer, ya que la procrastinación puede llegar a hacerse crónica y generar nuevos problemas como adicciones a internet (gran peligro del procrastinador), a comprar, leer libros....


Mi amigo el pelón podrá ilustrarnos en breve más acerca de este asunto, ya que como psicólogo en potencia seguro que tiene mucho más que decir.


Para los que quieran saber más http://www.procrastinacion.org/

martes, 27 de abril de 2010

Circo político


No suelo hacer este tipo de entradas principalmente porque la clase política española me asquea desde hace tiempo, pero hoy he decidido pensar en voz alta. Estar fuera de tu país te impide vivir de primera mano ciertas cosas, pero con los medios de comunicación y foros de opinión (más con los segundos que con los primeros) puedo hacerme una idea de lo que está ocurriendo con la ventaja que me ofrece ver las cosas con cierta perspectiva.

Es lamentable que en un país en el que la tasa de paro supera ya el 20% la principal preocupación sea si el juez Garzón es inhabilitado, aunque no es de extrañar, ya que los medios de comunicación, untados y manipulados por los partidos políticos, hacen el trabajo de desviar la atención del populacho para tapar las vergüenzas de unos y otros. No obstante esto no es nuevo, y las disputas entre nacionalistas y españolistas han servido antaño para este propósito, si bien en este caso el debate es de mayor magnitud, ya que enfrenta a la izquierda y la derecha alcanzando a la mayoría de una nación que gusta mucho ponerse colores y etiquetas.

Es obvio que todo gobierno incompetente sumido en una crísis y toda oposición bañada de mierda, está deseando que un volcán paralice durante una semana el tráfico aéreo o que las lluvias torrenciales sean las mayores desde hace 50 años, pero es del todo insano generar enfrentamientos en un país en el que ciertos asuntos deberían estar superados. La estrategia de mirar hacia atrás es la de aquellos que no saben enfrentarse al futuro, y en esto los que se llaman a sí mismos progresistas deberían de dar ejemplo, aunque dudo mucho que sepan hacerlo.

Pero si algo es realmente lamentable, tal y como me ha hecho reflexionar el foro OPINION, es que nuestros sindicatos encabecen por primera vez en años una manifestación y que sea para defender al juez estrella. Esto da que pensar sobre la independencia política de aquellos que deberían limitarse a defender los derechos de los trabajadores.

Todo esto ocurre en un grotesco circo político, orquestado por un Presidente del Gobierno inútil e incompetente que lleva demasiado tiempo fingiendo que aquí no pasa nada, y que tiene la inmensa fortuna de lidiar con una oposición sumida en tramas de corrupción y en disputas internas entre su incapaz líder y las aves de carroña que están al acecho de buscar la oportunidad de saciar sus ambiciones.

Lo peor es que, quizás sea mejor que la población siga pendiente de volcanes y jueces, ya que con la que está cayendo igual aparecen salvadores que aprovechan para remover conciencias desesperadas y nos mandan de cabeza a la Edad Media.

Saludos

viernes, 16 de abril de 2010

Sumiller


Pues hablando de habilidades personales, hoy he concluido que una persona muy cercana a mi tiene una habilidad extraordinaria para buscar la excelencia en la calidad del sorbete de limón. Esto que puede parecer una chorrada a bote pronto, no lo es, pues no todo el mundo tiene la capacidad de discernir si el sorbete tiene la temperatura, color, acidez, textura, presencia, agridulzura... precisa para que el producto sea declarado de calidad suprema. Ella la tiene, y esto, entre otras cosas, la convierte en excepcional.

Evidentemente sólo una mujer puede tener esa capacidad de valorar tal abanico de detalles en lo sentitivo Bueno una mujer y la mayoría de presentadores de Tele5. Únicamente una mujer a tu comentario de "está buenísimo, ¿eh?" puede responder, "no está mal, pero tiene una excesiva amargura, creo que producida por exceso de cáscara de limón que no ha sido adecuadamente pelado, pues como ya sabes, si a la cáscara de limón le dejas el blanco interior, amarga mucho". Y claro, ni se te ocurre preguntarle de dónde coño proceden los limones porque LO SABE. El paladar del hombre es mucho más basto, tanto que dependiendo del individuo puede confundir el zumo de naranja exprimido con el Tang de pomelo.

Pero estas habilidades, son desarrollables, y por eso le he indicado que persista en esa búsqueda de la excelencia y se convierta en Sumiller de sorbetes de limón, que hasta ahora eso seguro que no se le ha ocurrido a nadie y puede llegar a ser un filón.

Yo he de confesar que he desarrollado un poco la habilidad de Sumiller de gazpacho, si bien, como no presento en Tele5, no soy capaz de discernir si el tomate es de huerta o de huerto o de dónde procede el pepino. Además mis críticas al producto se reducen a los siguientes comentarios:

- ooooooooooogggggggh!
-uffffffffffffffffffffffff!
-aaaaahhhhhhggggg!

Pero bueno, los andaluces aprendimos hace mucho que casi siempre una exclamación dice más que mil palabras.

eeeeeeeeeeeehhh?

miércoles, 17 de marzo de 2010

Un año. Demasiado


Un año.
Sólo un año.
Demasiado...

Demasiado tiempo sin tu sonrisa,
demasiado...
Sin tu mirada cálida, sencilla,
la de una niña.
Demasiado...

Sin tu voz dulce, alegre,
demasiado...
Sin tu tacto limpio, suave,
el de tu abrazo.
Demasiado...

Hoy los llantos enloquecen,
por todos tus sueños
truncados.

Hoy más que nunca te besan
las lágrimas de recuerdos
congelados.

Demasiado tiempo,
sin poder estar
a tu lado.

Demasiado tiempo,
puta muerte.
Demasiado.

domingo, 14 de marzo de 2010

Medidas contra la Crísis


Que digo yo que es gana de no querer buscar soluciones. Que la crísis, con un poquito de voluntad política y poniendo todo el mundo de su parte se arreglaría muy rápido.

Desde el Partido Medieval proponemos una serie de medidas que servirían para acabar con la crísis. Tomen nota señores del Gobierno:


1. Reducción de coste por Seguridad Social

Acabar con las bajas de los vagos. Si un tío se pone malo más de tres meses se le aplica eutanasia. Las bajas reiterativas de periodos inferiores a tres meses serían objeto de revisión y en el momento en el que acumularan seis meses supondría la aplicación de la eutanasia por despiste, es decir envenenamiento del chocolate de la churrería de enfrente del ambulatorio. Es una medida que piensa en todos, porque el ahorro en Seguridad Social sería considerable, y se evitaría que el paciente sufriera tontamente.

Terminar con el gasto excesivo por enfermedades crónicas o hipocondriacas. A aquellas viejas que asistan al médico más de dos veces por semana o que tengan que tomar más de 3 pastillas al día, se entenderán que sufren demasiado, y se les aplicará la eutanasia por despiste en su modalidad B, o lo que viene siendo ofrecer pastitas, canapés o cualquier comestible envenenado GRATIS en el ambulatorio. Las viejas no saben resistirse a lo gratis...


2. Paro

Acabar con el ajuste de plantilla indiscriminado realizado por algunas empresas con la excusa de la crisis. Se permitirá que los trabajadores apaleen públicamente a aquellos directivos gordos y con mercedes que tengan la desfachatez de mandarlos a la calle. Sólo se permitirá la regulación de empleo cuando los directivos se encuentren PERSONALMENTE en la miseria. Se entenderá entonces que realmente la empresa va mal.


3. Pensiones

Acabar con las pensiones prolongadas. El 50% de los autobuses del imserso serán estrellados de forma aleatoría. En los folletos se advertirá que el viaje puede sufrir imprevistos. Aquellos viejos que piensen que por no viajar estarán exentos de la norma, se les enviará un técnico del gas que revisará periodicamente la instalación. Las chocolatadas envenenadas para la Tercera Edad en el pueblo, será otra medida a implantar, porque para qué morir sólo en casa sin que nadie te haga caso cuando puedes hacerlo pasándolo bien con los amigos...


4. Prisiones

Acabar con el gasto de golfos que encima viven de puta madre. En este caso, para reducir el gasto se ha pensado cerrar las cárceles y ofrecer un trabajo adecuado para contribuir con la comunidad. A los asesinos se le dará la tarea de matar a aquellos que pongan muchas reclamaciones o intenten pasarse de listillos para conseguir pasta de las arcas públicas, mientras que a los chorizos se les indicarán ue vayan a otros países a robar y que traigan a España el dinero. Al que no quiera colaborar se le confinará en la Isla Perejil.

5. Enseñanza Pública

Disminución del gasto de enseñanza. Se procederá a echar a todos los profesores a la puñetera calle ya que sufren demasiadas depresiones. Los que no sean capaces de recolocarse en un plazo de 3 meses serán sometidos a la eutanasia por despiste. A los chavales se les mandará a su casa a estudiar con la Wikipedia, que de todos es sabido que tiene todo lo que hay que saber, y más. Además está probado que los chavales cuando no se juntan entre ellos son menos peligrosos, con lo que disminuiría la criminalidad de bandas juveniles y podría reducirse el gasto en seguridad ciudadana.


6. Gastos de representación

Eliminación de gastos de representación y otros. Todos los políticos habrán de ir al trabajo en bicicleta o transporte público pagado de su bolsillo para dar ejemplo. Los vuelos los harán en las bodegas. El Presidente del Gobierno y el Rey dejarán sus respectivas residencias para vivir en pisos de VPO. El Príncipe y su señora esposa volverán a casa de sus padres pa disfrutar de una vida familiar como Dios manda.


Estas medidas permitirán la eliminación de la crisis de forma drástica, de modo que el paro se reduzca hasta un 1%, que la edad de jubilación dentro de 20 años sea 60 años, que la clase política deje de vivir del pueblo, y que España se convierta el país con mayor índice de crecimiento en un solo mes.


Es cuestión de voluntad.


Buenas noches.

jueves, 11 de marzo de 2010

Recuerdos


Metió la mano en su bolsillo y sacó entre las puntas de sus dedos una hermosa luz. Abriendo los dedos, dejó caer la luz en la palma de su mano y la observó detenidamente. La luz era cálida y de cierta intensidad, iluminando el tejido carnoso, penetrando debajo de su piel.

Inspiró profundamente en involuntario gesto de autoxigenación, y la luz se hizo más intensa.

Cerró la mano y giró el puño, y levantó la vista en aquella habitación de los recuerdos en la que se encontraba. Observó cómo la luz seguía filtrándose por las rendijas de sus dedos. Cómo, aún mutilada, era capaz de iluminar ciertas remisnicencias del pasado. Y sintió pena por saber que era él mismo quien se limitaba.

Impertérrito, decidió disfrutar de lo que veía.

Ya no podía echar de menos lo que ya no estaba.

lunes, 1 de febrero de 2010

Estoy mosqueado...

Me han hecho llegar a mi correo esta maravilla de la creatividad...









jueves, 28 de enero de 2010

Rigoberto Queipo de Llano

Pues resulta que hace un tiempo leí que para modificar actitudes en el comportamiento de uno mismo es bueno buscar referencias, de modo que sometamos a comparación nuestros actos con los del referenciado. En cierto modo es lo que hacen los niños pequeños cuando copian a los padres, que de pequeñitos nos hace mucha gracia y cuando pegan los mocos debajo del sillón porque se lo han visto a su padre a la madre no le hace tanta gracia.

Como quiera que de pequeño recibí una educación en modales muy amplia, y que al compararla con las formas que empleo en la actualidad he detectado que he dejado de realizar gran parte de aquello que aprendí, yo, en un acto de voluntad de realización de un proyecto de mejora continua personal, pensé en tomar un referente, y allí estaba él: Rigoberto Queipo de Llano (he empleado un nombre ficticio para evitar suspicacias)

Rigoberto es un tipo que va siempre de punta en blanco, que saluda todos los días a todas las personas de la oficina, que durante la comida espera que se haya servido a todos los compañeros de mesa hasta tal punto que en las bodas espera que sirvan a todos y cada uno de los comensales, que siempre lleva los zapatos limpios tanto que puede mirarse para peinarse el flequillo hacia el lado derecho, que deja pasar antes a todas las chicas que van a entrar, que ordena los calzoncillos por fecha de compra, que cuelga la ropa cada día cuando entra en casa y se pone un chandal y las zapatillas de Mickey, que todas las noches llama a su madre y la vecina de su madre para darle las buenas noches... sí Rigoberto lleva una vida ejemplar.

En mi propósito comencé a analizar mis comportamientos y a realizarme la pregunta recurrente de "¿qué haría ahora Rigoberto?", y así pues, termino de comer y pienso que el Queipo de Llano se lavaría inmediatamente los dientes, cuando se pilla el dedo con la puerta diría "malas uvas!" en lugar de "me cago en su p*ta madre" o cuando está en un semáforo se rascaría la barbilla en lugar de urgar dentro de la nariz.

Viendo que funcionaba y que me sentía persona más seria, recta y equilibrada, trasladé también los comportamientos de Rigoberto a mi forma de realizar el trabajo, ya que Rigoberto es un ejemplo a seguir en todos los sentidos. Así pues comencé a realizar agendas una vez por semana y me comprometí conmigo mismo y con Rigoberto a cumplirlas.

Hoy estoy descolocado, pues Rigoberto ha sido detenido conduciendo borracho y casi mata a una vieja, que para más INRI es la vecina de su madre a la que cada día le daba las buenas noches, y a la que no habría dudado en ceder el asiento en el autobús. No encuentran una razón demasiado lógica a este comportamiento, si bien parece ser que Rigoberto ha caído en una crísis por exceso de responsabilidad.

Así que ahora me encuentro en la encrucijada de ir buscándome un psicólogo para adelantarme a la problemática o volver a ponerme los calzoncillos usados dándoles la vuelta.

Lo consultaré con la almohada...

lunes, 25 de enero de 2010

Las cosas más pequeñitas - Nolasco

Hay canciones que basta con escucharla una vez para saber que serán imprescindibles...
Gracias por este pequeñito descubrimiento, esta va por ti.



Con las gotas de la lluvia
que caen en tus cristale
mientras tus miras pa fuera
y en la calle no hay nadie
y el agua por los bordillos
de la acera de tu calle
ay son cositas tan pequeñas
pero a mi me saben grande

Con las marcas de tus labios
que quedan en los cristale
de ese vaso que tú bebe
que se muere cuando sabe
que tu vas a dar un sorbito
con un gesto tan suave
ay que parece que lo besa
y a mi me sabe tan grande.

Si yo suelo caminá
sobre brasa ensendía
si me gusta disfrutá
por la noche y por el día
no es que sea un supermán
es que me gusta la vía
me gusta saboreá
las cosa más pequeñita
y las cosa más chiquitita.

Y es el ambiente de un bar
las copas con mis amigos
y es un vamono pallá
y esperate que te sigo
y es la puerta de tu casa
donde yo te doy los besos
y es esa cara tan rara
que pone mi amigo er Negro.

Y es el humo de un cigarro
y el efecto de un pitillo
y lo bien que yo me siento
y cuando me encuentro contigo

Y es el aire que respiro
lo paisaje que yo veo
son las cositas pequeñas
con las que mejor me siento

Si yo suelo caminá
sobre brasa ensendía
si me gusta disfrutá
por la noche y por el día
no es que sea un supermán
es que me gusta la vía
me gusta saboreá
las cosa más pequeñita
y las cosa más chiquitita.

Ven pacá pa mi verita
que te vía decí una cosa
que me gustaria comerte
esa carita de rosa
y que yo soy mu flamenquito
y que me gusta er cachondeo
ay, me pongo a bailá contigo
es lo mehó der mundo entero

Si yo suelo caminá
sobre brasa ensendía
si me gusta disfrutá
por la noche y por el día
no es que sea un supermán
es que me gusta la vía
me gusta saboreá
las cosa más pequeñita
y las cosa más chiquitita.

sábado, 16 de enero de 2010

Imágenes del más allá


Sé que no me vais a creer pero me ha pasao: esta mañana cuando me he levantado he ido al baño a echar la meada mañanera, entre una de las manchas de las baldosas he distinguido algo del todo increíble: “un ojo del culo”. Dicho así y a bote pronto puede resultar grosero pero es la pura realidad. Puesto que no daba crédito a lo que había frente a mi, dudé de mis sentidos como hiciera Descartes, así que me froté los ojos con la mano libre e incluso me eché un suero fisiológico limpiador, muy bueno por cierto. No había la menor duda, la representación era real, el ojete me miraba fijamente y casi podía distinguirle la retina.

Yo, como la mayoría de los mortales, estoy acostumbrado a ver cosas normales, como la cara de la Virgen en un posavasos, el retrato de Benedicto XVI en el fondo de la sartén o la última cena en la marca de un golpe que le di al coche, pero esto se escapaba del todo de mis seseras, y por primera vez tuve miedo en la vida.

Me pregunté que haría Iker Jiménez en mi situación y pensé “hacerle una foto”, pues cualquier agente externo podría eliminar todo vestigio de lo que era una indudable realidad y entonces nadie me creería. Fui pues en busca de mi cámara fotográfica, y cuando me disponía a pulsar el botón se me acabó la batería, así que eché mano del teléfono móvil, con bluetooth, pantalla LCD de 7 pulgadas y cámara de 6,2 megapixeles, con la firme intención de inmortalizar aquella imagen. Un tropezón fortuíto provocó que el celular se precipitara en la taza del water, lo cual no pude interpretar de otro modo que era consecuencia de una fuerza esotérica emitida por Ano que se oponía a ser retratado.

Consideré que aquello tratábase de cosa divina, por lo que creí oportuno preparar un altar en torno al ojete, y junto a una vela puse un bote de Hemoal, un supositorio y una lavativa. Pero las sombras que la vela proyectaba en las paredes hicieron que descubriera en otra baldosa una nueva revelación: la representación del pelo de la Duquesa de Alba. Pero esto ya os lo cuento otro día.

martes, 12 de enero de 2010

Ilusiones rotas


- ¡Esto es una mierda!

Mariló tiró el reloj que su madre le acababa de regalar. Sus amigas se reirían de ella por llevar aquella baratija de niña. Ella ya tenía 12 años, y esperaba haber recibido un pequeño bolso o algo de maquillaje como tenía Paula, su mejor amiga. Aquello era lo peor que su madre le podía haber regalado en la vida. No le extrañaba en absoluto que su padre la hubiera abandonado. Su madre no sabía lo que realmente importaba en la vida, era simplemente estúpida.

Era de color rosa, de material plástico y si bien no era caro no dejaba de ser de una prestigiosa marca. "El año pasado le habría encantado, pero desde que anda con esa niñata..." se decía a sí misma. Después de haber sido despedida del trabajo era lo mejor que podía regalarle. El ego maternal de Susana quedó destrozado por el desprecio público al que le acababa de someter su hija.

Sentada en el suelo del vagón, la pierna de Maca se vio golpeada por un objeto. El leve impacto le sacó del letargo en que las cocaina la tenía sumida. Lo recogió y lo miró con curiosidad. ¡Era un reloj de princesa!. Con una sonrisa incompleta rodeó con la lentitud la correa a su escuálida muñeca, y con sus mugrientos dedos consiguió abrochar la hebilla. Sentía haber encontrado un tesoro. Desprovista de juicio, voluntad, comprensión, dinero, verguenza, cariño, dientes... sentía que aquel pequeño tesoro brillaba sobre su piel, y sintió añoranza, tristeza y felicidad. Se incorporó con dificultad, pues quiso hacer caso a la voz de su madre que cada día martilleaba en su cabeza diciéndole "Macarena, por el amor de Dios, levántate de ahí". Además las princesas no se restriegan por el suelo.

- ¿Lo ves?- dijo Mariló en tono alto y airado - Sólo a una pordiosera podría gustarle un reloj tan asqueroso como ese. - sentenció sin dejar de sentir cierto celo por la usurpación de aquella vagabunda. Sin embargo, en ese momento lo último que haría sería decirle que se lo devolviera. No, si lo hiciera parecería una niñata infantil y caprichosa.

Maca bajó por debajo de la realidad del reino en el que la droga y la casualidad le habían coronado. Desabrochó con torpeza el reloj y lo miró con una amarga sonrisa. Sosteniéndolo con dos dedos lo acercó a Mariló y le dijo - Toma tu reloj.

Susana se lo arrebató con ira y respondió secamente - Gracias, sólo se le había caído. - demostrando todo el rechazo que le era posible con su húmeda mirada.

Maca se tiró de nuevo al suelo. Aquel era su lugar. Cerró los ojos y sintió el sonido de las drogas y el vagón en su interior. Y soñó.

Soñó que un día, diez años atrás, ella no insultaba a su madre en aquel mismo vagón.

sábado, 9 de enero de 2010

Inmóvil

Tras su respiración congelada,
desnuda su vida de movimieto,
expresa en la quietud de su mirada
los más profundos sentimientos.

Resucita al sonido de monedas
regalando un cálido mohín.
Arranca sonrisas pasajeras,
y comienza de nuevo en su fin.