lunes, 27 de octubre de 2008

La mente me traiciona

La mente me traiciona. Bueno, supongo que a todo el mundo le pasa. Y es que si todo lo que pasara por nuestra mente realmente sucediera ocurrirían cosas realmente curiosas.

A quién no le ha pasado estar frente a una persona que te habla y tú mientras estás imaginando cosas extrañas como al tipo sin dientes o sin pelo. Yo a mi jefe, que es muy serio, me lo imagino a veces bailando el Follow the Leader. No sé, no lo puedo controlar.

Me pasan estas cosas continuamente. Alguna vez al pitar a otro coche desde el mío he pensado que igual el colega me saca una pistola y se pone a disparar. Esas extrañas cosas me pasan por la mente. O como cuando me monto en un avión, que imagino que se estrella y todas las consecuencias que eso podría acarrear a mi entorno...

Lo más común es imaginar que le pegas una colleja a alguien que no soportas, que mandas a tomar viento fresco a tu jefe o que a la buenorra de la clase se le cae la falda.....

¡Qué cosas!. Muchas veces pienso que al otro lado de la puerta de mi casa hay otra casa de una familia japonesa, porque ¿qué nos garantiza que al otro lado hay lo que realmente hay?

También me ocurre en el baño cuando me siento en el trono que imagino que una piraña va a salir y me va a morder el mondongo... hay que ser tonto del culo, eh? Pues os juro que me ocurre. Y lo que es peor, al terminar y limpiarme me imagino qué pasaría si al mirar el papel (no pongáis esa cara que todo el mundo lo mira) apareciera la cara del Fary. Montaría un santuario en mi cuarto de baño para la adoración del trozo de papel.

En fin, que la mente me traiciona y me hace pensar cosas estúpidas.

A ver si os animáis y me contáis esas chorradas que os pasan por la cabeza. Si es que alguien se digna a comentar en mi humilde blog (que últimamente no comenta ni el tato).

Buenas noches

domingo, 26 de octubre de 2008

El último Catón de Matilde Asensi

El pasado verano un buen amigo me recomendó leer El último Catón.

En esta novela, Matilde Asensi relata una historia de aventuras centrada en el robo de las reliquias de la Santa Cruz. La Iglesia Católica en su afán de evitar los robos crea un grupo de investigación constituido por Ottavia, una prestigiosa paleógrafa que compatibiliza su trabajo en el archivo secreto del Vaticano con su vida eclesiástica como miembro de la orden de la Venturosa Virgen María, el profesor Boswell, arqueólogo del Museo Grecorromano de Alejandría y el capitán de la Guardia Suiza Glauster Röist.

Detrás de los robos hay una extraña hermandad y los improvisados aventureros tienen que superar siete pruebas basadas en los pecados capitales, para lo cual habrán de descifrar los versos de la Divina Comedia de Dante.

En mi opinión es un libro bastante interesante puesto que combina la aventura con la documentación histórica. Además la trama se complementa de forma muy acertada con una imposible relación amorosa, que mantiene el interés de la novela en los momentos en que el argumento podría caer en lo repetitivo.

Para mi gusto, lo único que en determinados momentos se hace un poco pesado son los análisis del texto de la Divina Comedia, si bien puede entenderse que sea necesaria la explicación de algunos pasajes.

En definitiva, creo que merece la pena sumergirse en esta historia, aunque también he de decir que no quedará entre mis novelas favoritas.

Un saludo.

viernes, 17 de octubre de 2008

Porromeo y Brujulieta (7ª parte)

Antes de empezar a leer, lee las entregas anteriores, si aún no lo has hecho en:
http://maestro-de-nada.blogspot.com/search/label/Porromeo%20y%20Brujulieta

Encerrado se encontraba
cual mediocre ladronzuelo
y por salir se encomendaba
a la Cruz de Calatrava
que era herencia de su abuelo.

Con la manga se limpiaba
lágrimas y berberechos
¡Sé que tengo mis derechos,
he de hacer una llamada!
el muchacho protestaba
recostado en su lecho.

Acercose el picoleto
al bueno de Porromeo
Tú no sabes que el sesteo
es momento de respeto
Desprendía su cabreo
por los poros del careto.

Es que tengo que avisar,
me esperan desde hace rato
y se van a preocupar
se esforzaba en implorar
gesticulando con afán,
cual si fuera El Arrebato.

Tiene sólo un minuto
dijo y diole un celular
no haga nada irregular
y procure ser enjuto
si ver no quiere peligrar
su zona testicular.

lunes, 13 de octubre de 2008

Vigilia

Observo alrededor sin poder ver nada en esta oscura noche de tristeza que ciega todo mi ser. Con dificultad engullo un trago más de amargura para tratar de deshacer el nudo que el dolor ha enlazado en mi pecho, mientras mis ojos se inundan de rabia con la intención de limpiar la tormentosa impotencia que cubre mi alma.

Moro en esta inhóspita noche de inconsolable vigilia de vueltas entre los pliegues de mis sábanas, retumbando en mis oídos palabras que jamás quise oír, buscando el lugar donde se fabriquen irreales soluciones que curen el lacerante sufrimiento que invade mi interior y que ahoga el aire que fluye hacia mis pulmones.

Busco con ansiedad en mi almohada un futuro de utopías, como enfrentándome a un espejo que jamás podré atravesar, con la angustia de tener que alejarme y darle la espalda, sabiendo que no puedo sino tratar de abrazarme a la fórmula incierta que ha de llenarme de vacío.

Habito esta intensa negrura que engulle hasta la sombra de mi esperanza, esperando una luz que encuentre mi sonrisa, que devuelva el brillo de mis ojos...

Vago desesperado por la oscuridad anhelando una tregua, buscando el cobijo del descanso en el que finalmente ha de desembocar este incesante agotamiento.

Desesperación. Abatimiento. Resignación.

Qué difícil es soñar cuando se desvanecen los sueños.

sábado, 4 de octubre de 2008

¿Son las palomas egipcias o vacilonas?


Buenas noches,


Hace tiempo que le llevo dando vueltas a una de mis dudas existenciales: ¿por qué las palomas cuando andan mueven la cabeza?


Es una realidad como que el mundo es redondo: todas las palomas al andar tienen ese movimiento de cuello de atrás a adelante. Lo primero que he pensado es que las palomas están siempre de vacile, y la prueba de ello es que se cagan en todo el equipamiento urbano que encuentran por toda la ciudad, sin distinción entre farolas y estatuas monárquicas.


Analizándolo bien he observado que el movimiento es más de baile egipcio, por lo que he pensado que quizás el movimiento se deba a que provienen de esta zona geográfica.


En fin, espero vuestras aportaciones y comentarios para dar con la solución verdadera a este enigma que me corroe...

miércoles, 1 de octubre de 2008

Estudio del meador en lugar público

Buenas noches.

Esta entrada la tenía pendiente desde hace tiempo, y se la debía al pelón, que fue colaborador en la idea, y con el cual la desarrollé conjuntamente.

Se trata de hacer un estudio de cómo mean los tíos en los lugares públicos. Este documento es de gran valor, ya que a los chicos les permitirá identificarse y a las chicas les servirá para saciar de algún modo la curiosidad que siempre supone saber lo que ocurre en un lugar de prohibido acceso.

Sin más dilación paso a definir y analizar cada una de las tipologías más habituales del meón de lugar público:



El jardinero: La postura del jardinero es la más común de entre los mortales, y se caracteriza por tener una mano apoyada en la cadera y otra sujetando la manguera. La posición de cada mano es intercambiable en función del lado hacia el que cargue el meón. En esta posición se tiende a dirigir la chorro a su antojo, y si hay algún objetivo, se comprueba la puntería.






El embarazado: Este se caracteriza por mear con las dos manos sujetándose la cintura. Puede parecer inexplicable que alguien orine en esta postura, pero os juro que es real. Este tipo de meón normalmente es de cierta edad (de cincuenta para arriba) y suele silbar mientras micciona. Lo que más mola es cuando la sacude sin agarrársela haciendo un movimiento vertical repetitivo de cadera.




El muñeco de semáforo en rojo: También llamada del jotero. Esta postura se basa en tener apoyado los puños sobre las caderas y las piernas abiertas. Este normalmente idolatra su rabo, ya que se dedica a observarlo desde la altura con esa pose vacilona que le confiere su seguridad en sí mismo. A veces el vacile le traiciona, ya que el nabo tiene tendencia a su posición natural, y evidentemente acaba meándose en los pantalones.






El guardia: Este individuo mea apoyado con una mano en la pared y la otra sujetando la porra. Este individuo normalmente mea con chorro potente, resaltando así, aún más su autoridad. Si el chorro no es potente y el tío se presenta apocado, esta postura pasaría a denominarse "llamador de taxi", y si tiene gafas y cara de empollón se denominaría "el preguntón de clase".




El cacheado: Postura también denominada "la cruz de San Andrés". Este apoya las dos manos en la pared y abre las piernas. Esta postura es muy habitual entre los borrachos, ya que ofrece mucha estabilidad, si bien tiene como contrapartida que no se domina el chorro, y estás vendido si te vienen por detrás....







El arrestado: Este lleva sus manos a la cabeza en pose relajada. Esta suele tener también una componente sonora, y es que ese relax inevitablemente favorece la relajación del esfínter. Si se juntan 4 de estos al mismo tiempo es como si estuvieras viendo Mayumaná...





Trabucodonosor: (También denominado el vertedor de hormigón). Este se caracteriza por desabrocharse por completo el pantalón y bajarlo un poco, haciendo entender que la bragueta es del todo insuficiente. Agarra el miembro con las dos manos y nunca mira a los lados, ya que sabe que no hay nada que le vaya a sorprender, porque si tuviera ladillas serían del tamaño de un centollo.




Podría extenderme (me queda en el tintero "el concursante" que es el que mea con la mano en la cisterna, "el péndulo" que es el que mea sin manos de lado a lado, etc...), pero creo que es más que representativo el estudio hecho. Ahora quisiera que todo lector masculino de esta entrada comentara en qué categoría se encuentra, con objeto de hacer una estadística. Tened en cuenta de que dependiendo de las circunstancias de puede adoptar una u otra. Las chicas también pueden participar dando sus opiniones o indicando como ejecutan este acto sus parejas.

Hasta la próxima